La persecución y el genocidio que sufren los cristianos en Siria claman al Cielo.

Untitled 1

La Gaceta Cristiana

Blog de Religión en Libertad | La verdad, soy incapaz de estar alegre en esta Navidad mientras que, sigo leyendo y oyendo que nuestros hermanos cristianos en otros partes del mundo siguen sufriendo la persecución y el genocidio. Celebrando la misa del año nuevo, el día 01 de Enero, suplicamos a Dios que traiga de nuevo la seguridad y la paz a nuestros hermanos cristianos en Irak, Siria, Egipto, Sudán, Nigeria…etc.

Hay un antes y un después de la situación de los cristianos en la guerra que se vive en Siria, a raíz de la conquista de la ciudad de Ma’alula, por Yabhat Al-Nusra, vinculado a los yihadistas islámicos de Al- Qaeda. Ma’alula es un pequeño pueblo situado a unos 50 kilómetros de la capital Damasco, considerada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Posee unos 3.000 habitantes de los cuales el 85% son cristianos ortodoxos y católicos.

Allí vivió una de las comunidades cristianas más antiguas del mundo, donde la gente todavía conserva la primera lengua de Jesús, el arameo. Tras varios días de combate contra las tropas gubernamentales que defendían esta localidad centenaria, las fuerzas rebeldes sirias tomaron el control de la histórica ciudad cristiana de Ma’alula en el mes de septiembre del pasado 2013.

Hasta la fecha, Ma’alula se convirtió en un campo de batalla entre el ejército del presidente Bashar Al- Asad y los rebeldes yihadistas islámicos.

Los peores temores de los cristianos sirios se hicieron realidad, después de saquear, destruir y quemar sus iglesias, sus monasterios, sus casas, sus negocios y recibir las amenazas de los radicales islámicos, diciend

Los terroristas sirios han ejecutado varios cristianos y han secuestrado a 12 monjas del Monasterio de Santa Taqla. La gran mayoría de los cristianos de Ma’alula se escaparon y se refugiaron en las ciudades vecinas.

Otras imágenes impactantes surcaron el mundo, donde cuatro jóvenes cristianos fueron decapitados públicamente el 13 de septiembre 2013, en la ciudad de Keferghan defendiendo su fe cristiana.

El 21 de Octubre 2013, la ciudad Siria de mayoría cristina Sadad, fue invadida y ocupada por las milicias islamistas de las bandas de “Al-Nusra” y “Da’ash”, dejando 45 mártires civiles cristianos, entre ellos mujeres y niños. Las víctimas fueron encontradas en dos fosas comunes separadas, una semana más tarde, por las familias de las víctimas, a su regreso a la ciudad, después de la reconquista por el ejército regular de Siria.

Algunos de los militantes que invadieron la ciudad se habían parapetado en la Iglesia ortodoxa de San Teodoro, que fue profanada y la ciudad quedo completamente saqueada y destruida.

La ciudad de Sadad es la antigua localidad Siria que data del año 2000 a. C. citada en el libro de los Números y el Libro de Ezequiel en la Biblia. Está situada en la región de Qalamoon, al norte de Damasco, a medio camino entre Homs y Damasco. La ciudad cuenta con iglesias dedicadas a San Sergio y San Teodoro, templos, iconos históricos y sitios arqueológicos.

En las ciudades como Alepo, Hama, Homs, Ma’alula y Sadadnaya los musulmanes radicales y los delincuentes atacaron varias iglesias y monasterios robándoles sus cosas más valiosas. Hasta el comienzo de las protestas contra el régimen del presidente Bashar Al-Asad, la comunidad cristiana había disfrutado de algún tipo de protección.

Actualmente, los cristianos en Siria tienen miedo de lo que les podría pasar en el futuro, especialmente si los radicales musulmanes ganan el poder.

Desde el comienzo del conflicto en Siria, en marzo 2011 hasta hoy, miles de cristianos fueron asesinados, sufriendo la pérdida de un marido, una madre, un padre, una hermana, un pariente, un amigo…etc. Los secuestros dentro de la comunidad cristiana son muy habituales; hace pocos meses los rebeldes radicales islámicos secuestraron dos obispos ortodoxos Yohanna Ibrahim y Boulos Yaziji cerca de la ciudad de Alepo, añadiendo la retención de doce monjas, que no se sabe su lugar de encierro. No se trata de un caso aislado pues desde el comienzo de la guerra en Siria se han producido numerosos ataques contra la comunidad cristiana del país.

Centenares de miles de personas han muerto a lo largo de estos últimos dos años en medio de los conflictos étnicos y religiosos en Siria.

Mientras, en el gobierno de Bashar Al Asad, musulmanes alauita shiíes, y los rebeldes radicales musulmanes sunitas, luchan por el poder, los cristianos están en medio sufriendo y pagando un precio muy caro. No existe un lugar seguro en Siria para los cristianos, porque los grupos rebeldes fanáticos musulmanes, no aceptan a los cristianos entre ellos.

500.000 cristianos sirios abandonaron sus lugares de residencia y lograron escapar al exterior en los países vecinos, intentando buscar una salida, una nueva vida en el Occidente como asilados políticos. La comunidad cristiana en Siria lo ha perdido todo: casas, negocios, empresas…etc.

Los medios de comunicación no hablan acerca del genocidio cometido a diario contra los cristianos en Siria. Los grupos rebeldes, que luchan contra el gobierno de Bashar al-Asad, son entrenados por Al Qaeda y financiados directamente por Arabia saudita y Qatar, y indirectamente por el gobierno de Obama de los Estados Unidos, para debilitar el régimen de Al Asad e implantar un poder de obediencia sunita fiel al liderazgo saudí, el país exportador del Islam más radical. Han infiltrado grupos sunitas armados para perturbar el país. Quizás por eso los medios de comunicación dejan la cuestión de los cristianos a un lado.

La sociedad en Siria contiene unos 20.000.000 de habitantes. Los musulmanes sunitas conforman la mayoría en Siria 80%. Bajo las cuatro décadas de Gobierno de la minoría alauita de Al- Asad 10%, los grupos cristianos 8%, han gozado del derecho de practicar su fe. Es verdad que el régimen de Bashar Al- Asad, el presidente del partido nacionalista Baaz, es una dictatura política laica. Los rebeldes son radicales, fanáticos islámicos es una dictatura política religiosa, es decir peor.

Hay alrededor de 1,5 millones de cristianos en Siria, incluyendo 100.000 refugiados cristianos que huyeron de Irak por causa de la violencia y la persecución, ya sean ortodoxos, armenios, maronitas, caldeos, anglicanos, asirios o católicos, sobre todo se consideran primero ciudadanos sirios, hijos de la tierra y originales del país.

La minoría cristiana de Siria, está observando con mucha preocupación las avances de los grupos rebeldes islámicos, que se extienden por el país, temiendo que su libertad religiosa esté en riesgo si se derrocara al Gobierno dictatorial del presidente Bashar Al-Asad. Definitivamente los cristianos en Siria apoyan a Bashar Al-Asad, pero no buscan una guerra contra los musulmanes; sean sunníes o shiíes, más bien, quieren la convivencia y sus armas son la oración y la veneración.

Creo que todos los cristianos estamos de acuerdos con el discurso de Su Santidad el Papa Francisco, que está en contra del uso de las fuerzas armadas para resolver el problema en Siria. Su Santidad dijo “No es la confrontación la que ofrece perspectivas de esperanza para resolver los problemas, sino la capacidad de reunirse y dialogar”.

Con todo respeto, como cristiano caldeo católico creyente y practicante, creo totalmente en el dialogo y la convivencia. Pero, con todo lo que he estudiado sobre el Islam, con todo lo que he vivido y he visto en mi país natal (Irak) y con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico en la actualidad, no creo en la posibilidad de este encuentro, el dialogo o el acercamiento con el Islam. No por culpa de nosotros, los cristianos, sino por el lapso de las doctrinas del Islam mismo.

Leemos en el Corán (Sura 9: 29) “Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Dios ni en el último Día, ni prohíben lo que Dios y su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente”. Y en la Sunna en Sahih Al Bujari, Hadiz o Dicho N. 25, habla del Yihad: “Muhammad dijo: Dios me ordenó luchar contra todos aquellos, que no manifiestan la declaración de la Fe musulmana “No hay más dios que Allah, y Muhammad su mensajero”, deben de rezar, dar la limosna y ayunar el mes de Ramadán. Si hacen todo eso están salvos, si no lo hacen tienen la muerte segura, nuestras espadas están afiladas para cortar sus cuellos”.

Por otra parte, no se pueden hacer oídos sordos al papel jugado por el movimiento radical de los Hermanos Musulmanes y la de los grupos salafistas apoyados por Arabia Saudita y Qatar. Desde el inicio de la revuelta, los Hermanos Musulmanes y los salafistas, muchos venidos de fuera de Siria, se han infiltrado dentro de las manifestaciones, provocando incidentes y disparando a las fuerzas del orden, algo que ha sido ocultado por la prensa occidental. Se ha escuchado en las manifestaciones de los rebeldes el siguiente lema “Los alauita y los cristianos a la tumba”. Los valores cristianos en Siria están constantemente bajo ataque de los radicales musulmanes. Pero a Occidente no parece importarle la suerte de nuestros hermanos cristianos en Siria.

Estamos viviendo uno de los grandes casos de persecución mundial aunque apenas se hable de ello. Cada año 100.000 cristianos son asesinados en todo el mundo, y casi siempre en países de mayoría musulmana; Oriente Medio, África y Asia son los lugares en los que se producen las mayores violaciones contra la libertad religiosa.

Los cristianos en el “mundo árabe musulmán” son víctimas de una gran persecución a manos de los musulmanes radicales tanto en la esfera pública como en la privada, sus iglesias y lugares de devoción son destruidos y no les queda más remedio que huir de sus propias casas de las que les invitan a marcharse sí o sí.

El miedo de los cristianos en Siria es que repita la experiencia negativa de la guerra en Irak hace 10 años. La comunidad cristiana en Siria también corre el riesgo de desaparecer como en Irak, ante la pasividad del mundo occidental.

Pregunto ¿Tendrán que huir de su país como han hecho en los últimos años los cristianos iraquíes? Y si es así ¿Dónde se refugiarán?

Se suponía que la Unión Europea (tradicionalmente cristianos) apoya y ayuda a sus hermanos cristianos perseguidos sirios y se suponía que les darían asilo por su condición de cristianos amenazados a muerte. Me entristece mucho que no sea así.

Así lo demuestra Europa ante sus hermanos refugiados cristianos sirios que actualmente están en Jordania y tratan de pedir asilo en Occidente. Ningún país occidental ha concedido el asilo. Las instituciones de la Unión Europea en su negativa de asilo político a los cristianos sirios que corren el riesgo de morir si vuelven a su país demuestran su falta de humanidad.

Por otro lado, el Tribunal Europeo de Justicia en Luxemburgo decretaba, el pasado noviembre 2013, que los homosexuales de países africanos o asiáticos podrían pedir asilo político en la Unión Europea, cuando existiera riesgo de ir a la cárcel en sus respectivos países debido a su orientación sexual.

Preguntó ¿Cómo es posible que Europa no acoja como refugiados a los cristianos sirios y sí a los homosexuales de cualquier país?

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s